Grandes problemas femeninos según la publicidad:


  1. Sacar la grasa de los platos. Ahí están ellas, mujeres solas que llegan a casa, a veces con niños, a veces absolutamente solitarias en un caserón sin presencia masculina, hasta que llega él, ¿el marido?, no! Mr. Músculo. Por dios! la mujer está tan aburrida en su casa, preocupada por la limpieza y la grasa que no sale, que sufre alucinaciones con un macho que la rescate de tan hostil lugar! Pero el superhéroe no se la lleva volando, ni la besa apasionadamente, simplemente le deja un fabuloso limpiador a gatillo para que siga haciendo sus quehaceres, para que siga limpiando mientras los hombres salen a trabajar.
  2. Eliminar las manchas de la ropa. Otra vez ellas charlando con sus amigas, no de tipos, no de sexo, no de política, no, hablan de cuál es la receta perfecta para sacar las manchas de la ropa. Mi pregunta, en el mundo de estos genios publicistas que irónicamente llamamos "creativos", ¿ninguno de ellos lava la ropa?, ¿o son de esos que viven solos y le llevan la ropa a mamita para que se las lave?, seguramente. Lamento informarles mis queridos que el lavarropas automático es un gran invento que permite que, aprendiendo unos pasos muy sencillos cualquiera pueda ingresar la ropa en el tambor, ponerle el polvito para lavar, sea la marca que sea, y hacerlo andar. ¿Para cuándo una publicidad con un hombre lavando?
  3. Y el que más me irrita: el "tránsito lento", un eufemismo para referirse a la constipación. No digo que no sea un problema que sufren muchas personas, justamente, pero no es exclusivo de las féminas!. Lo que más me molesta de estas publicidades, es la forma de tratarlo, sobre todo, en las del conocido yogurcito que tiñe todo de violeta. En una de ellas, la dulce esposa espera en casa lavando los platos y cuando llega el maridito de trabajar, vestido con un clásico traje de oficina, ella lo mira con cara de tristeza y le dice que, en pocas palabras, su gran problema existencial es que está trancada. Él, con mirada comprensiva le sugiere que compre el yogurcito, aunque salga una fortuna tomarse uno todos los días, "nosotros te queremos ver bien", es decir, que no rompa, básicamente. Así, ella vuelve a ser feliz vestida de violeta, y lava los platos con total alegría...iupii, ¡gracias cagivia!






4 comentarios:

Pablo Hacker dijo...

Me voy a poner feminista... la publicidad más terrible, para mí, es una de un polvo para lavar la ropa en la que el hijo le pregunta a la madre: "¿Qué es frustración?"; y ella le responde "lavar una y otra vez y que no salgan las manchas".
Eso es la frustración femenina para los creativos...
Felicitaciones por el rediseño del blog! me gusta mucho, el slide muy bueno!

agustinama dijo...

Gracias Pablito! a tu salud con esa foto me das ganas de tener una copa igual en mis manos! Esa publicidad que decís es terrible! no entiendo cómo está en el aire, deberían prohibirla!
Besosss

vero mariani dijo...

jajajajaajjajaja coincido 100%!!! No hay nada más irritante que este tipo de "publicidades". a verrrrrrrrr mundillo publicitario si le das un F5 a tu visión de la realidad. merci! jajajja!
qué bueno estuvo agus!
besos!!

Candela dijo...

la publicidad violeta claramente continua en la del superheroe. ella sigue lavando platos pero la ropa violeta se le destiñe al gris, motrando lo triste que esta. la pila de platos no se termina y ella eta cada vez mas gris hasta que epa! llega el superheroe y le dice "lisa... te traje este detergente". ella SIGUE lavando los platos y cuando el nene le pregunta qué es frustracion, ella con toda esa carga emocional, agarra y lo manda a un internado.

habia un chiste de liniers sobre un publicista "-mmm jabon para ropa (o detergente) ergo publicidad para mujeres. moraleja: hay gente que todavia vive en los '50"